¡Pregúntanos!

Skip to main content

Biblioguía del Grado en Ingeniería de Materiales

Introducción

Cómo exponer

La exposición y defensa es un acto comunicativo en el que lo que nos interesa es informar y persuadir con eficacia. Se trata de influir en el tribunal y convencer a sus miembros de la calidad de nuestro trabajo. Para ello tenemos que ser capaces de transmitir todo lo que sabemos y hacerlo de una manera eficaz; es tan importante el qué como el cómo. Por consiguiente, es importante que sea una exposición clara, que detalle o complete lo expuesto en el trabajo.

Así mismo, es fundamental mostrarse seguro y ello se conseguirá con un intenso trabajo previo e el que no se deje nada a la improvisación; hay que preparar de forma rigurosa tanto el discurso, el contenido, como otros aspectos que van desde conocer al público (saber quienes van a ser los miembros del tribunal), el lugar, el tono (debe ser formal, académico) y la adecuación al tiempo.  También es recomendable preparar una posible lista de preguntas sobre aquellos puntos del trabajo que requieran más aclaración.

Dado que se trata de un acto académico se seguirán una serie de convenciones y normas que dotarán a la presentación, y al trabajo en general, de un valor añadido y sobre todo permitirá transmitir el contenido y los resultados con seguridad. 

Dado que la imagen es muy importante,, especialmente en un acto académico, se recomienda una indumentaria adecuada, junto con el cuidado de la imagen personal, acorde a la solemnidad del acto que se va a desarrollar.

En cuanto a los medios de apoyo, es recomendable probar los medios técnicos antes de la defensa para evitar imprevistos. Es importante tener la presentación o póster  en varios formatos (ppt, pptx, pdf...) y en distintos soportes de almacenamiento incluida la nube. Es también  recomendable tener una copia del trabajo por si el tribunal hace referencia a apartados concretos del mismo. 

Es normal que se tenga inseguridad o miedo, dada la importancia que tiene en la calificación final; para ello, la mejor receta es ENSAYAR, si es posible con público. Haz una demostración en vivo delante de compañeros y cronométrate. Pídeles consejo y acepta sus críticas. Grábate.

A continuaciación te damos algunas claves:

  • Escoge las ideas principales: sé claro  y conciso.
  • La presentación o póster sólo es un guión: deberán ir imágenes, gráficos y poco texto. Nada de efectos especiales: sencillez.
  • Es un acto académico y requiere el uso de fórmulas de cortesía (tratamiento de usted…).
  • Ensayar es clave (con compañeros…); además de ajustarse al tiempo pueden surgir preguntas que facilitarán la capacidad de reacción en la defensa real.
  • Adáptate al tiempo máximo de exposición.