¡Pregúntanos!

Skip to main content

Préstamo

Guía de ayuda sobre el préstamo de la Biblioteca Complutense

Préstamo intercentros

El préstamo intercentros es un servicio que permite a ciertos usuarios internos conseguir documentos ubicados en bibliotecas UCM alejadas de la suya. Los solicitantes deberán tener en cuenta que en ningún caso es un medio de obtención de documentos más rápido que el préstamo presencial.

Condiciones generales del servicio

Usuarios que pueden utilizar este servicio

  • Personal docente UCM
  • Investigadores (incluidos estudiantes de máster y doctorado).
  • PAS-Becarios UCM

Modo de hacer las peticiones

  • Mediante el formulario electrónico habilitado para tal fin o enviando un correo electrónico al responsable de Préstamo Interbibliotecario de la biblioteca de su centro.

Material que se pueden solicitar

  • Libros —o materiales no librarios— susceptibles de ser prestados, fotocopias de capítulos de libros y artículos de revistas.

Recogida y entrega de materiales

  • Si los artículos son recibidos por vía electrónica, se remitirán a la cuenta electrónica del usuario.
  • Las fotocopias en papel se recogerán en la biblioteca en la que se realizó la petición.
  • Los libros y el material no librario se recogerán y devolverán en el mismo servicio.

Duración del préstamo

  • Aunque las bibliotecas de las facultades gestionen este servicio, el préstamo intercentros es un préstamo personal a su carné de la Biblioteca y se rige, por tanto, por los mismos parámetros y normas referentes al préstamo domiciliario.
  • Las renovaciones deberán ser comunicadas a la Biblioteca de su centro.
  • Los libros y los materiales no librarios deberán ser entregados en la Biblioteca de su centro con al menos 2 días de margen para hacerlos llegar a la biblioteca suministradora y no hacer esperar a otros usuarios.

Límites

  • El servicio tramita un máximo de 4 peticiones simultáneas por usuario.

Plazos de entrega

  • Se notificará por correo electrónico la recepción de los materiales tan pronto lleguen a la biblioteca peticionaria. En cualquier caso, y para evitar posibles demoras puntuales, cuando urja, es preferible que el usuario tramite su préstamo personalmente accediendo a la biblioteca en la que se encuentren los documentos.