¿Tienes dudas?

Te las resolvemos en el

Chat

Nuestra dirección es: chat_buc@ucm.es

Horario: L-V de 10 a 14 y de 16 a 20 h.

Fuera de este horario deja tu consulta en el buzón de atención

Skip to Main Content

Cómo elaborar trabajos académicos

Guía de ayuda en la elaboración de un trabajo académico, TFG o TFM

Fases del proceso de elaboración

Fases del proceso de elaboración

Los TFG y TFM son, con frecuencia, las primeras experiencias de investigación y requieren una técnica (búsqueda de información, estructura del trabajo) y un lenguaje específico, el lenguaje académico. Para ello es importante conocer las habilidades y herramientas de investigación y los pasos que debes seguir.

En el proceso de elaboración podemos distinguir tres fases fundamentales: la fase previa (antes de empezar), la fase de elaboración del proyecto propiamente dicha (la búsqueda bibliográfica, la organización de la información y la redacción) y la fase defensa del trabajo académico (la exposición oral).

 

FASE PREVIA: elección y contextualización del tema

En la etapa previa a la elaboración es importante elegir un tema, que además de ser de tu interés, cuente con suficiente bibliografía y al mismo tiempo sea abordable.

Asimismo, es importante que consultes con el tutor si el tema elegido es pertinente y, si tienes su visto bueno, le entregues un primer borrador de unas pocas páginas en el que se recoja entre otras cuestiones el planteamiento del tema, la justificación del interés que tiene el estudio, el ámbito que e va a estudiar, los objetivos, y una breve síntesis de la bibliografía consultada.

Además de reunir materiales sobre el tema, es recomendable anotar todas las ideas que vayan para evitar  "la página en blanco" en la fase de redacción. Éstas se plasmarán en borradores preliminares junto con los conceptos, dudas y decisiones argumentativas preliminares.

Es normal estar desorientado en estos primeros momentos y por ello es recomendable consultar documentos similares (otros trabajos académicos) y publicaciones científicas sobre el tema para, además de profundizar en el conocimiento de la materia, incorporar el lenguaje científico.

También es fundamental profundizar en el conocimiento de las fuentes de información necesarias para la búsqueda de bibliografía sobre el tema. Además es necesario adquirir conocimientos complementarios en herramientas de investigación porque agilizarán notablemente el proceso de elaboración del trabajo, por lo que es recomendable que os forméis, por ejemplo, en el uso de algún gestor bibliográfico.

Finalmente, es importante que se consulte detenidamente la normativa de vuestro TFG o TFM y se despejen todas las dudas posibles desde el primer momento a través de vuestro tutor principalmente.

 

FASE DE ELABORACIÓN
La búsqueda bibliográfica y evaluación de lo hallado

Es importante saber dónde y cómo buscar la bibliografía que nos interesa, por lo que previamente habrá que conocer las fuentes de información tanto multidisciplinares como especializadas y valorar la adecuación de las mismas, porque de ello depende en gran medida la calidad del trabajo que vayáis a presentar.

Organización de la información

En este punto cobran especial importancia los gestores bibliográficos, no sólo por la facilidad para crear las referencias bibliográficas, sino porque te permiten, en general, captar  las referencias bibliográficas a partir de búsquedas en bases de datos, catálogos... y organizarlas en carpetas, así como incorporar los documentos a texto completo.

Redacción

Aunque se irán haciendo borradores del trabajo desde la fase preliminar, es en esta fase en la que haremos la redacción final ajustándonos a la normativa correspondiente, en cuanto dimensión del trabajo y diseño de las páginas (márgenes, interlineado, tipografía).  

En esta fase seguramente eliminaremos parte de lo redactado, en especial todo lo superfluo, y organizaremos su contenido en una estructura clara que permita entender el contenido del mismo.

Exposición oral

Una vez que los trabajos son entregados, tanto el TFG como el TFM, deben defenderse de forma oral. Sin embargo, la exposición oral no supone una mera repetición del contenido del mismo, sino una síntesis. 

La exposición generalmente se realiza ante un tribunal que previamente lo habrá leído y evaluará aspectos relacionados con la expresión oral (claridad, comunicación no verbal, uso eficiente del tiempo, fluidez…) y el uso de los recursos utilizados (presentaciones, vídeos...). 

La exposición oral y la defensa del trabajo tiene un peso importante en la calificación final y debe prepararse con la misma rigurosidad que las fases previas. En esta etapa se buscará que la presentación sea genere interés y responda a las expectativas planteadas con el trabajo.

En el apartado Cómo presentar y exponer el TFG y TFM de esta guía te damos algunos consejos para presentar y defender con éxito tus trabajos académicos.